Saltar al contenido
Portada » Superliga Europea: ¿fútbol o negocio?

Superliga Europea: ¿fútbol o negocio?

Proyecto Superliga Europea

Con la temporada finalizada, hay un tema que en su momento fue algo muy candente y que parece que ha ido poco a poco cayendo en el olvido de los medios de comunicación, y hoy nos gustaría hablar sobre ello: la Superliga europea. ¿Es realmente necesaria?

Mucho se ha hablado de la «necesidad» de crear una Superliga con la excusa de «favorecer el espectáculo» y de darle a los aficionados lo que realmente quieren (o lo que los dirigentes creen que quieren los aficionados), pero la verdadera pregunta que habría que hacerse es si la Superliga europea es realmente necesaria o es lo que los dirigentes necesitan para seguir llenándose los bolsillos.

Uno de los argumentos utilizados es el creciente poder y tiranía económica de los clubes estado (PSG, Manchester City y, más recientemente, Newcastle) pero lo que realmente debería valorarse es el modelo actual de competición y si realmente se está haciendo todo lo posible para que la competición sea lo más vistosa posible.

Ingresos televisivos

Es uno de los grandes caballos de batalla cada vez que se trata el tema de la renovación de los mismos, y según la liga, se reparten de una manera distinta. Y aquí es donde viene uno de los grandes problemas, ya que gracias al sistema de reparto de los derechos televisivos, en algunos países los equipos recién ascendidos pueden realizar fichajes que en otras ligas serían impensables, como fue en su momento el caso del fichaje de Rodrigo Moreno por el Leeds de Marcelo Bielsa.

Demonizando la Superliga europea

Decía en su momento Javier Tebas que «la Superliga es perfecta para cargarse el fútbol». Vaya por delante que, en su idea original (están trabajando en formatos alternativos) yo no soy partidario de la creación de una Superliga Europea porque creo que podría ahondar más en la diferencia deportiva entre los clubes poderosos y los menos pujantes económicamente.

Estas palabras, las dice alguien que ha estado colocando partidos de fútbol los Lunes a las 21:00 y a las 22:00 horas, sin tener en cuenta que muchos socios y aficionados pueden tener que levantarse a las 5:00 de la mañana para ir a trabajar, y que si un partido termina un Lunes casi la medianoche y luego tienes que llegar a casa (pongamos que en el mejor de los casos llegas a la 1), eso podría explicar que se pierda cierto interés en el fútbol, tanto en directo como televisado.

En mi opinión, el fútbol se lo han cargado desde hace tiempo los propios dirigentes (tanto de los equipos como de las instituciones) en busca de enriquecerse: subidas de los precios de los abonos, precios desorbitados de las camisetas de fútbol de los equipos, los precios de los packs televisivos para ver el fútbol…

Por no hablar de que, por ejemplo, llevarse la Supercopa de España a jugar en Arabia Saudí, podría no ser una medida que ayude a que los aficionados mantengan el interés por el fútbol, por mucho que suponga, según los dirigentes, un gran impulso económico para el fútbol español.

¿Cómo afectaría la Superliga a LaLiga?

Tomando como punto de partida la idea original, que de los 20 equipos que participarían en la Superliga europea, 15 tuvieran plaza fija, reduciría de forma drástica las oportunidades de equipos menos poderosos de disputar dicha competición, y según datos facilitados, reduciría considerablemente su poder económico, y por consiguiente el dinero recaudado por el fútbol español.

“No puede ser que terceros usen nuestros derechos, nuestros activos y que muestren sus marcas para conseguir sus objetivos. Mientras, nosotros somos invitados sin derecho a abrir la boca”

Palabras de un dirigente de uno de los clubes fundadores de la Superliga europea
Datos ecnómicos de los clubes fundadores de la Superliga europea

En mi opinión, la Superliga podría ser una buena idea siempre que se modificara la ideal original de una competición casi cerrada y que se dieran opciones a todos los equipos por igual de participar en ella. Debemos ser conscientes de que todos los clubes se necesitan unos a otros, no sólo los modesto a los grandes.

Es evidente que un Manchester City Vs Real Madrid va a generar más interés y audiencia que un Le Havre Vs Osasuna, pero también es cierto que si los equipos menos poderosos pierden la posibilidad de disputar este tipo de competiciones, estaremos limitando el crecimiento tanto de los equipos como de las ligas nacionales.

La hipocresía del fútbol actual

«Vamos a ayudar al fútbol a todos los niveles a ocupar el lugar que le corresponde en el mundo. El fútbol es el único deporte global en el mundo con más de 4.000 millones de seguidores y nuestra responsabilidad como grandes clubes es responder a los deseos de los aficionados»

Florentino Pérez, Presidente Del Real Madrid

Creo que, si de verdad los clubes quisieran responder a los deseos de los aficionados, empezarían por adoptar otro tipo de medidas, como por ejemplo reducir los precios de las entradas, los precios de las equiparaciones deportivas, acercar a los jugadores (ídolos de mayores y pequeños) a los aficionados…

Imaginemos un padre de familia que tiene un niño. Los dos se hacen socios del equipo (900€ el padre y 350€ el niño). Ambos se compran la camiseta de su jugador favorito (140€ la camiseta del padre y pongamos que 90€ la camiseta del niño). Además, el padre contrata el paquete de fútbol para ver los partidos de fuera de casa (pongamos que le cuesta 140€ al año).

A los datos anteriores, añadamos partidos los Lunes a las 21:00, teniendo que madrugar para ir a trabajar al día siguiente y llegando a casa, con suerte, a la 1 de la madrugada. Sumemos que se llevan las competiciones nacionales a países árabes.

¿Realmente con estos precios los clubes están respondiendo a los deseos de los aficionados?

¿Entonces cuál es el problema?

Está claro que el problema real no es si se crea o no una Superliga europea, sino el modelo de explotación económica por un lado, y el formato de la competición por otro.

Lo que está claro, es que los clubes fundadores de la Superliga europea siguen trabajando en el proyecto de la nueva competición y que más tarde o más temprano, volverán a la carga. Pero mientras tanto, unos y otros siguen utilizando a los aficionados como justificación mientras nadie se preocupa realmente de la base de toda competición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *