Saltar al contenido
Portada » VAR: Siempre se repite la misma historia

VAR: Siempre se repite la misma historia

La tecnología del VAR está lejos de acabar con las polémicas arbitrales
Fuente: Wikipedia

Una nueva polémica en el VAR

Hace apenas unas horas escribía un artículo sobre las últimas polémicas arbitrales a raíz del partido que enfrentó en el estadio Santiago Bernabéu al Real Madrid y al Almería, donde hubo numerosas jugadas que debieron ser revisadas por el VAR y otras que no lo fueron y debieron serlo.

Con las redes sociales ardiendo todavía como consecuencia de dichos errores (o aciertos, según el prisma con que se miren las jugadas) y con seguidores y periodistas lanzando acusaciones de un lado a otro, ayer asistimos al último partido de los cuartos de final de la Copa de S.M. El Rey en el estadio Metropolitano entre el Club Atlético de Madrid y el Sevilla C.F. que finalizó con la victoria de los rojiblancos por un gol a cero pero donde hubo dos jugadas muy polémicas.

En primer lugar, una jugada que pudo cambiar el signo del partido fue la ocurrida en el área del equipo rojiblanco entre José María Giménez y el sevillista Sow en la que el zaguero local golpea al sevillista a la altura del tobillo, zancadilleándolo y provocado su caída dentro del área. El árbitro no señaló nada, pero lo más grave no fue esto, sino que el VAR ni siquiera revisara la jugada que podía haber supuesto el prier gol sevillista (en ese momento el marcador reflejaba un empate a cero goles).

Tras el comunicado de Gil Marín…

Discutible, al menos, fue el penalti señalado a favor del Atlético de Madrid por derribo de Marcao sobre Nahuel Molina. Y el problema es que estamos demasiado acostumbrados a ver muchos penaltis similares: el defensor pone su cuerpo y el atacante busca (o parece buscar) el contacto. ¿Suficiente para pitar penalti? Es algo a replantearse…

Pero más polémica sería la jugada decisiva en el minuto noventa y cinco de partido, cuando Pablo Barrios a punto estuvo de meter en un buen lío a su equipo al perder un balón mientras trataba de consumir los segundos que restaban de partido. El sevillista Lamela persiguió al mediocentro rojiblanco hasta robar el esférico en las inmediaciones del área. Cuando el sevillista ingresaba al área de penalti, pareció que Barrios lo derribaba. Gil Manzano no dudó y señaló la pena máxima.

Y aquí es donde vino la polémica, porque desde la sala VAR se instó al colegiado a revisar las imágenes indicándole que pudiera ser que el jugador rojiblanco tocara balón. ¿Por qué en esta jugada sí interviene el VAR avisando al árbitro y en la de Giménez con Sow no intervienen? Tras revisar las imágenes, el colegiado decidió anular la pena máxima. El problema, tras ver infinidad de repeticiones, es que en unas tomas parece que Barrios comete penalti y en otras tomas parece que toca balón.

Del mismo modo que cuando se habla de un fuera de juego dudoso se hace hincapié en que ante la duda hay que dejar jugar, creo que ante la duda en la jugada de Barrios y Lamedla debería prevalecer la decisión inicial de Gil Manzano, es decir, señalar penalti.

Entonces, ¿qué hacemos con el VAR?

¿Tan difícil es utilizar bien una herramienta tan útil como es el VAR para ayudar a los árbitros en este tipo de jugadas? En un deporte como es el fútbol donde es admitible y asumible que los árbitros pueden (y van a) equivocarse, contar con el apoyo de la tecnología para ayudar (y no corregir errores) y mantener la limpieza del deporte creo que es algo a valorar. Sin embargo, en España parecemos empeñados en acabar con el VAR y que se elimine dicha tecnología, porque de otro modo no entiendo que las polémicas aumenten semana tras semana en lugar de disminuir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *